Close

03/12/2016

Pasto de verdad

Si vives con un perrito en tu departamento, de seguro un gran problema ha sido adaptar un lugar para que haga sus necesidades. Si no lo sacas a pasear seguido, cualquier rincón de la casa se puede transformar en baño: living, cocina, terraza o tu propia cama. A eso hay que sumarle el mal olor y la lata de estar limpiando a cada rato.

Una opción es “alfombrar” un rincón con diarios, trapos o hasta pañales absorbentes. Nada de eso le resultaba a Francisca Araya con Bili, su perrita bulldog francesa (en la foto). Por eso se empecinó en encontrar una solución más efectiva. “Trabajaba todo el día; cuando llegaba, la Bili tenía la embarrada porque hacía sus necesidades adentro de la casa. En un curso de adiestramiento me recomendaron que le pusiera pasto natural, porque intuitivamente los perritos se van a eso. Pero no me explicaron que el pipí se filtraba y al mes tenía un olor insoportable. Entonces empecé a investigar sobre materiales para solucionarlo”, cuenta.

Así nació Bili Box, caja de madera impermeabilizada que incluye una palmeta de pasto natural con un forro absorbente que impide que el líquido llegue al piso. “Como es pasto de verdad, parece parte de la decoración”, destaca Francisca. La palmeta hay que cambiarla en promedio cada 15 días. “Es el tiempo adecuado para que no empiece a salir mal olor”.

Baño de emergencia

La idea, dice Francisca, es que el perro no use este baño más de tres veces al día. Para ayudarlo, el set incluye un spray en base a amoníaco que se rocía en el pasto. “El amoníaco es un componente de la orina, entonces cuando lo huelen quieren marcar altiro”, explica.

En su página web esta emprendedora vende cajas de madera de dos tamaños: 1) Para perritos pequeños, box de 60 x 40 cm, cuesta $34.000 e incluye 2 palmetas de pasto de repuesto; 2) Para perros más grandes, box de 100 x 50 cm, cuesta $42 mil más un repuesto. Otra opción más económica ($12.000) es un box de cartón desechable de 60 x 40 cm, que sirve para probar si la mascota se adapta. Cada pastelón de repuesto cuesta desde $7.000. Todo se entrega a domicilio; también se venden en la veterinaria Vitanimal (Vitacura) y en el sitio www.denda.cl.

Con pasto artificial

Además del pasto natural, también hay simuladores de baños artificiales. Por ejemplo, alfombras sanitarias desechables que se colocan sobre el piso y retienen líquidos. Cuestan desde $7.990 las 14 unidades en Amigales.cl.

También hay baños con pasto sintético, como el modelo Nunbell, que viene con una esterilla resistente al olor y una bandeja que retiene la orina. El de 33 x 47 cm cuesta $13.500 en Tiendapet.cl. “Es lo más novedoso hasta el momento, viene con tres capas y filtra el pipí para que quede debajo del pasto. Es fácil de limpiar y evita malos olores”, cuenta Allan Turski, socio de Tienda Pet.

En Mercado Libre, Vets & Pets vende el modelo Pet Zoom de 64 x 50 cm para razas grandes a $19.990.

Sin educación no funciona

Emilio Mardones, de la Clínica Veterinaria Metropolitana de Ñuñoa, confirma que estos simuladores de baño pueden ser la solución para perros que habitan en viviendas pequeñas. “Sobre todo, aquellos que simulan el ambiente natural como los pastelones de pasto”, señala.

Sin embargo, el veterinario subraya que todo depende de que los dueños se comprometan a enseñarle a su mascota a usarlos. “Los perros, a diferencia de los gatos, no tienen lugares exactos para hacer pipí, ya que está en su naturaleza explorar. Si no se los educa, nunca asumirán que deben hacerlo en tal parte”, explica.

¿Cómo enseñarles? De partida, no hay que retarlos cuando el daño ya está hecho, pues jamás entenderán la razón del castigo. La clave es pillarlos en el momento justo. “Hay que vigilarlos, para que cuando estén haciendo pipí donde no corresponde puedas llevarlos hasta donde quieras que haga pipí. Cuando hagan donde tú quieres, prémialos. Hay que tener paciencia porque no aprenden a la primera, pero aprenden”, afirma.

Una última duda

¿Cuánto pipí hace al día hace un perro? El veterinario Emilio Mardones, aclara que todo depende del porte; si es macho o hembra da lo mismo. “Un poodle puede hacer hasta 200 ml al día; uno gran danés, hasta un litro. Por eso los baños son más útiles para mascotas de hasta 20 kilos”.

$34.000, Bili Box 60×40 cm